Quantcast
El tiempo en: Granada
Lunes 30/01/2023
 

Granada

Les juzgan por quedarse los bienes de dos ancianas, una con Alzheimer y otra con cáncer

Aprovecharon el Alzheimer incapacitante de la víctima para que firmara un poder a su favor y transfirieron sus bienes a la cuenta de una empresa ficticia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • juicio -
  • Vendieron la casa, se apoderaron de dos plazas de garaje, dos fincas rústicas y un local ubicados en Güevéjar y de varios pagarés
  • Aprovecharon además que tenían las llaves de las viviendas de las dos hermanas para apoderase de 80.000 euros en joyas
  • Una tercera hermana descubrió los hechos y anuló algunos de los contratos como la dación en pago firmada ante notario de una de las viviendas

La Fiscalía de Granada ha solicitado once años y medio de prisión para dos acusados de engañar a dos hermanas septuagenarias, una con Alzheimer y otra con un cáncer terminal, para apropiarse de sus joyas, fincas, residencias habituales y hasta la herencia que una de ellas legó a la otra antes de morir.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, los hechos se remontan al año 2014 cuando los dos acusados fueron contratados para renovar el sistema de calefacción de un edificio de Granada capital.

Después de esa obra, los gestores del inmueble les contrataron también para encargarse del mantenimiento del sistema de calefacción, lo que aprovecharon para embaucar a la denunciante, una mujer de 79 años que vivía sola.

"Con ánimo de engañarla", según la Fiscalía, le hacían gestiones, compras o servicios tanto en Granada como en una segunda residencia ubicada en Lorca (Murcia), generando una relación por la que la denunciante les encargó hacer obras en la vivienda de su hermana ya fallecida.

La denunciante encargó a los dos acusados arreglos en la casa de su hermana en La Zubia y, cuando esta enfermó, un proyecto para adaptar el baño, por lo que les dio las llaves de la casa.

Ya en 2016, aprovecharon el Alzheimer incapacitante de la víctima para que firmara un poder a su favor y transfirieron sus bienes a la cuenta de una empresa ficticia que crearon solo con este fin.

Vendieron así su residencia habitual de Granada, por un precio inferior a los 209.000 de la tasación oficial, y simularon la firma de la denunciante para aparentar un contrato de compraventa que les permitiera ingresar dinero en sus cuentas con cargo a una supuesta deuda de 60.000 euros.

Como propietarios de la vivienda, la hipotecaron por otros 125.000 euros y se apoderaron también de dos plazas de garaje, dos fincas rústicas y un local ubicados en Güevéjar y de varios pagarés.

Aprovecharon además que tenían las llaves de las viviendas de las dos hermanas para apoderase de 80.000 euros en joyas.

Cuando la segunda hermana estaba hospitalizada poco antes de morir, le hicieron firmar un poder por el que dejaba todos sus bienes a la denunciante, que se los daba a ellos para responder a una deuda también inventada.

Una tercera hermana descubrió los hechos y anuló algunos de los contratos como la dación en pago firmada ante notario de una de las viviendas.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de estafa en concurso con otro de falsedad documental, un delito de hurto y otro de apropiación, todos delitos continuados, por los que ha pedido 11 años y medio de prisión.

Los acusados serán juzgados por estos hechos los días 19 y 20 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN