Quantcast
El tiempo en: Granada
Martes 09/08/2022
 

Granada

Detenida por amenazar e insultar a los sanitarios de urgencias para no esperar

Las agresiones al personal sanitario tienen consecuencias jurídicas porque se recogen en el Código Penal como atentado contra la autoridad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Policía Nacional.

La Policía Nacional ha detenido a una joven acusada de amenazar e insultar al personal sanitario de un servicio de urgencias de Granada que le indicó que debía esperar su turno, paciente que se negó a ser identificada y que intentó golpear a los agentes que intervinieron.

Según ha informado este cuerpo armado, la detenida es una mujer de 24 años, española y sin antecedentes, acusada de amenazar al personal sanitario y alterar el funcionamiento del servicio de urgencias de un hospital de Granada capital.

El suceso se registró sobre las 13.30 horas de este lunes cuando los agentes fueron requeridos para personarse en el servicio de urgencias de un centro hospitalario para actuar contra una familia que estaba provocando problemas.

El personal médico explicó que una pareja se había presentado en el hospital por el dolor de oído de la mujer, tras lo que les indicaron que debían esperar su turno de asistencia.

La respuesta de la paciente fue vociferar e insultar al personal del servicio de urgencias, llegando a arrojarse al suelo evidenciando un estado agresivo y amenazando para que ser atendida de forma inmediata.

Aunque el personal sanitario la atendió para evitar daños mayores, la joven se mantuvo hostil y agresiva, lo que motivó la llamada a la Policía Nacional y que la doctora que la atendió anunciara su intención de denunciar.

La detenida estaba recibiendo tratamiento sentada en una silla cuando llegaron los agentes y le pidieron que se identificaran, a lo que se negó con gritos e insultos.

Pidió entonces que le retiraran la vía e intentó huir, aunque fue retenida por los agentes, a los que intentó golpear con manos y pies, por lo que fue detenida y puesta a disposición judicial.

La Policía Nacional ha recordado que cuenta con la figura del Interlocutor Policial Nacional Sanitario que se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario.

Las agresiones al personal sanitario tienen consecuencias jurídicas porque se recogen en el Código Penal como atentado contra la autoridad.

TE RECOMENDAMOS