Quantcast
El tiempo en: Granada
27/11/2022
 

Málaga

Mitad mundial, mitad Copa Davis: un Carpena que anima a las dos Españas

Muchos aficionados nacionales se deciden entre el fútbol y el tenis a la par que están en la fase final de la Davis: "hay que animar a las dos"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La pista central, donde se juega el Croacia-España de cuartos.

Unos pasan de fútbol, "y más al ser en Catar"; y otros lamentan la coincidencia y, de saberlo, no habrían comprado las entradas. Pero la mayoría de los asistentes al España-Croacia en la Copa Davis de Málaga tendrán este miércoles un ojo en la cancha del Martín Carpena y otro en el debut de la selección de fútbol en el Mundial, a la misma hora, porque "hay que animar a las dos Españas".

Federico y Álvaro, tío y sobrino, llegan de Ubrique (Cádiz) para ver la Davis y antes de acceder al pabellón se toman un bocadillo sentados en un banco de las inmediaciones. Los dos son aficionados y practican el tenis. "Hemos elegido venir al tenis porque hoy, o se gana o estamos fuera. Hay que ver a España el primer día, por si acaso. En el fútbol ya veremos el resultado, pero tenemos dos oportunidades más. Apoyamos a los dos, lógicamente", comenta el tío.

"A mi sobrino le gusta mucho Carlos Alcaraz, él está empezando ahora. Yo soy más de Nadal, tengo más edad. Su ilusión era ver tanto a uno como a otro, pero no ha podido ser y apoyaremos igual a la Armada española", comentó sobre la ausencia de los dos mejores jugadores de España.

Álvaro apunta que, pese a no estar su ídolo, animará "a Pablo Carreño, a Roberto Bautista, a todos", convencido de que "ganan" a Croacia. "Lo que no podemos llegar es al dobles", apunta su tío, buen conocedor de la principal amenaza del equipo rival.

De San Pedro de Alcántara llega Paco "obligado": a él y a su hermano les han regalado sus hijos las entradas. "Mi hija sí sabía que coincidía con el fútbol, pero yo no", lamenta, mientras se consuela sentado ante un cerveza a las puertas del Palacio de los Deportes. "Así que aquí tengo el móvil bien cargado para estar a todo: a las dos Españas", subraya.

"Me encanta el tenis, lo sigo siempre. Aunque no esté Nadal ni el niño este que es muy bueno, no importa. Es España, esto también en una Copa del Mundo y hay que estar en las dos Copas del Mundo", insiste.

Laura, una malagueña que acude al Martín Carpena con su hermana, dice que le gusta el tenis y quiere "ayudar a la hinchada española". "No sabía que coincidiría con el fútbol, pero no me importa porque el fútbol no me interesa. Me decido por el tenis, no hay problema", añade tras hacerse una foto con un tótem de los jugadores.

Erica y Aitor viven en la Costa del Sol y son de los que no se dieron cuenta de la casualidad cuando adquirieron las entradas. Pero ahora, se alegran. "En general somos más de tenis que de fútbol. Pero ahora todavía más, sabiendo que es en Catar y lo que está pasando, porque estoy muy en contra de que se haga allí el Mundial", señala él. "Llega un momento en que hay que decir basta a algunas cosas", apunta Erica, al tiempo que reclama "más tenis en televisión".

Junto a la rampa de acceso de los jugadores al estadio aguardan, por si ven a sus ídolos, Christine, una aficionada de Liverpool que viste una camiseta de la selección española de fútbol, y su novio, José María. "En la bolsa tengo el iPad y voy a ver el partido de fútbol a la vez", aseguró ella en excelente castellano.

"Yo no tenía ni idea de esta coincidencia, si lo llego a saber ni me compro la entrada", reconoce su pareja. "Yo, del fútbol siempre. Pero el tenis me gusta mucho y tampoco me importa. Ella nunca ha estado en un partido y queríamos verlo", dice José María, que recuerda: "Dos días después de comprar la entrada se lesionó Alcaraz, el pobre".

Pese a la disputa simultánea del España-Crocia y del España-Costa Rica se espera un lleno absoluto en el Martín Carpena de Málaga, en donde es probable que los partidos, que empiezan una hora antes del fútbol, se prolonguen hasta después de que termine el encuentro en Catar.
 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN