El tiempo en: Granada
Viernes 19/07/2024
 

Granada

La Unidad de Ictus del Clínico San Cecilio es galardonada por su excelente atención médica

El equipo de neurología encargado del abordaje y tratamiento del ictus logra la máxima acreditación, nivel diamante, en los premios Angels

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Foto de equipo de la Unidad de Ictus -

La Unidad de Ictus del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada ha logrado recientemente la máxima acreditación, nivel “Diamante”, que otorga la Organización Europea de Ictus, por su excelencia en el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. Se trata de una distinción que reconoce la excelencia de los cuidados ofrecidos a las personas con ictus y sus familiares. Se trata de la primera ocasión en que se hace entrega de los premios Angels en el marco del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería de Neurología (SEDENE), con motivo de la celebración de su 30 aniversario.  

Para lograr este reconocimiento, ha sido necesario alcanzar exigentes estándares de calidad asistencial marcados por la European Stroke Organisation (ESO), estableciéndose tres niveles de acreditación según el grado de consecución de los mismos: oro, platino o diamante. Para conseguir por primera vez este galardón, se realizó la recogida de datos de más de 30 pacientes consecutivos que habían sufrido un ictus y que han sido atendidos en el Clínico San Cecilio.

Así, la obtención de este reconocimiento en su nivel más avanzado a nivel europeo en la atención al ictus demuestra que el trabajo multidisciplinar llevado a cabo por todos los profesionales implicados en este proceso se ajusta a los mejores criterios de excelencia. El hospital granadino ha sido premiado junto a 22 hospitales más de toda España. Entre ellos, destacan 15 premios ‘diamante’ de los cuales seis son andaluces (dos correspondientes a las unidades de ictus de los hospitales universitarios granadinos Virgen de las Nieves y Clínico San Cecilio). Esta elevada presencia andaluza ha sido posible gracias al impulso de la Iniciativa Angels que su representante en Andalucía, Alicia Arjona, ha llevado a cabo, promoviendo también la actividad del grupo GENVA (grupo motor de enfermería neurovascular andaluz del Plan Andaluz de Ictus, integrado por enfermeras de todas las unidades de ictus de Andalucía). 

La ceremonia de recogida de este premio se celebró durante la cena de gala del Congreso de la Sociedad de Enfermería Neurológica Española, SEDENE, el pasado 3 de noviembre. Dicho evento tuvo lugar en Valencia, coincidiendo también con el Congreso de la Sociedad de Neurología (SEN).

La encargada de recoger el premio fue la enfermera referente de la Unidad de Ictus Inmaculada Martínez Porcel, que recibió el galardón en representación de la Unidad de Ictus del Clínico San Cecilio. En este sentido, dicha profesional destaca “el privilegio de recoger este premio con un cariz internacional, que reconoce la importancia y el valor de los cuidados de calidad a los pacientes, y resalta el trabajo en grupo y la colaboración indispensable de todo un equipo multidisciplinar”.

Por su parte, la neuróloga Inmaculada Villegas Rodríguez, referente de la Unidad de Ictus del hospital, señala “la importancia de medir estándares de calidad para avanzar en la mejora continua y ofrecer cada día la mejor atención posible, centrada en las necesidades de los personas con ictus y sus familiares”.

Unidad especializada en Ictus

La Unidad de Ictus del Clínico San Cecilio entró en funcionamiento en octubre de 2021, ubicada dentro de la sala de Hospitalización de Neurología. En ella se atienden alrededor de 500 pacientes anuales, dando cobertura a un área de referencia de cerca de 500.000 personas del sur de la provincia de Granada.

Las instalaciones, situadas en un espacio luminoso y diáfano, cuentan con capacidad para atender simultáneamente a cinco pacientes, garantizando la monitorización continua, tanto clínica como de sus constantes cardiorespiratorias, el seguimiento permanente de su evolución y contribuyendo a reducir las secuelas en las personas afectadas por esta enfermedad.

La existencia de unidades específicas de atención al ictus se ha demostrado clave, ya que la activación del cógido ictus supone el inicio de un trabajo en cadena en el que participan diferentes equipos profesionales para ofrecer la atención más rápida y eficaz posible, recordando la máxima que aúna todos los esfuerzos “tiempo es cerebro”. Una vez que el paciente es trasladado al hospital, este se ingresa en la unidad de ictus. Allí permanecerá durante el período más agudo de la enfermedad (de 24 a 72 horas) para controlar su evolución. En esta fase las unidades específicas son muy importantes ya que son fundamentales para reducir las secuelas posteriores y prevenir posibles complicaciones. Superado este primer período, el paciente continuará su recuperación en el área de hospitalización de Neurología hasta que su mejoría permita el alta y el regreso a su domicilio.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN