Quantcast
El tiempo en: Granada
04/12/2022
 

Jerez

“La deuda municipal será un problema endémico para las generaciones futuras”

El portavoz de Cs Jerez asegura que “sin Cs el cambio de Andalucía no habría sido posible, y tendríamos una comunidad y un Jerez mucho peor”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Manuel Méndez, portavoz municipal de Ciudadanos Jerez

Manuel Méndez se encuentra entre los representantes de la sociedad civil que decidieron dar el salto a la política activa de la mano de Ciudadanos. Pese a los adversos resultados electorales del último año para la formación naranja, confía en que el electorado sepa valorar la labor municipalista y sus aportaciones en este mandato. 

¿Qué balance hacen de la gestión del Gobierno local?

La gestión con los números en la mano no ha sido buena. Jerez sigue viviendo de los préstamos que vienen a través del Estado, que lo único que hace es que un Ayuntamiento en quiebra técnica, el enfermo, esté en cuidados paliativos. Y todo ello sin hacer nada importante y sin gestionar nada durante tres años, para en el último año hacer como que están trabajando. Hay muchas deficiencias. Se han perdido muchas oportunidades. Es cierto que ha sido una etapa muy dura, a causa de la pandemia. Gracias a la Unión Europea estamos un poco mejor de como podríamos haber estado, pero la gestión del gobierno deja mucho que desear, sobre todo en materia de oportunidades y de creación de empleo. Todo lo contrario, no hemos sido capaces de atraer empresas que se han ido a otras ciudades, como El Puerto. No tenemos ni una fábrica de zapatos malos.

Al hablar de oportunidades ¿a qué se refiere?

Jerez es una ciudad que estratégicamente está en el centro de la provincia, a una hora de todo, y no se ha sabido atraer a empresas. Incluso tenemos empresas municipales que hemos propuesto que diversificaran sus actividades y no se hace nada. El Circuito, si no fuera por la Junta, difícilmente podría asumir el Gran Premio. Fundarte le sigue costando a los ciudadanos más cada año. Y Comujesa es una bomba a punto de estallar. Hemos presentado iniciativas que no dependían directamente del gobierno local, pero con la crisis de los semiconductores propusimos que Jerez fuera la primera en albergarla, o que se pudiera hacer una fábrica para baterías de coches. Hay un Perte para la Bahía y a la alcaldesa le está faltando tiempo para llamar a sus compañeros para atraer inversiones industriales a Jerez.

¿Lo de haber entrado como socio de gobierno ha sido una opción real en algún momento?

No. Sobre todo porque en los inicios la alcaldesa tenía definido cuáles eran sus socios. Pero aunque no hemos entrado en gobierno, hemos sido una oposición leal. En los asuntos importantes para la ciudad, el único que no ha mirado los réditos electorales ha sido Ciudadanos. Pero somos un partido exigente, y por eso impugnamos el presupuesto municipal. No me vale que cuando presenten unas cuentas se ponga encima de la mesa cualquier cosa, o que en una revisión del plan de ajuste nos digan que en 2050 el Ayuntamiento, que nunca ha ingresado más de 250 millones de euros, contando los préstamos, tendremos 500 millones de euros de ingresos, tres mil millones en tesorería y los gastos inalterados.

¿Ha llegado a algún sitio esa impugnación?

Hemos presentado una alegación a la aprobación inicial. En la final nos tienen que responder, cuando llegue el Informe del Ministerio de Hacienda. Si la junta de gobierno local tiene que aprobar el proyecto de presupuestos y te dicen que está la Memoria, pero observamos un error que es subsanable llevando el tema de nuevo a junta de gobierno local, ya no sabemos si lo que se aprobó en primer lugar contaba con toda la documentación.

¿Cómo evalúan el trabajo que han realizado desde la oposición?

Hemos sido leales. Hemos realizado una oposición constructiva, siempre con propuestas realizables y sin renunciar a nuestras exigencias. Hemos criticado lo que no se hace bien, pero cuando ha habido que arrimar el hombro para revitalizar el centro histórico, para el desarrollo urbanístico, o los fondos de contingencia, incluso para adherirnos al fondo de ordenación, porque si no el Ayuntamiento iba a tener un problema de liquidez que iba a poner en peligro los servicios básicos.

¿Se han atendido sus propuestas desde el gobierno local?

El Gobierno, por la ley de grandes ciudades, no tiene por qué asumir las propuestas que realizamos, pero sí quiero recordar que en el anterior mandato pusimos encima de la mesa una propuesta que después ha incorporado el ejecutivo para hacerla suya y además venderla como su iniciativa estrella, que es el registro de solares y venta forzosa. Eso lo planteamos en 2015 y se perdió una gran oportunidad porque se podría haber estado trabajando sobre esa idea desde entonces, pese a que ahora te lo venden como que Jerez es el paradigma de la venta forzosa y registro de solares. Hemos hecho propuestas importantes para la protección del archivo histórico audiovisual de Onda Jerez, pero ha desaparecido de los presupuestos de Fundarte. Hacemos iniciativas, pero le corresponde al Gobierno tomarlas. Nosotros, al contrario que otros partidos de la oposición, no nos hemos convertido en meros actores culturales.

¿De qué forma se puede gestionar mejor la deuda municipal?

La solución no puede venir solo del Ayuntamiento. La deuda es enorme, pero hay una administración que está por encima del propio Ayuntamiento, que es la Junta de Andalucía, que también tiene responsabilidad en cuanto al nivel de endeudamiento de los ayuntamientos. Todo pasa por dos vías, por el incremento de los ingresos, ya que todos los ayuntamientos de Andalucía están infrafinanciados; y por la gestión. Hay que ver por dónde se nos va el dinero. Hay que ser más eficientes en la gestión de los recursos públicos. La prueba está en la gestión del flamenco en la ciudad. Fundarte le cuesta a los jerezanos 1,2 millones al año, más el resultado negativo del ejercicio, pero es que llega la Fiesta de la Bulería y a la misma hora, en otra parte de la ciudad, había un concierto organizado por el Ayuntamiento a través de IU totalmente gratis. Se puede hacer más en el tema del transporte urbano, de la ayuda a domicilio. Al final el dinero es escaso y hay que estirar el chicle. Lamentablemente la situación de Jerez nos empuja a los fondos de ordenación, pero esta herramienta son balones de oxígeno en la que se utiliza la carencia. Se le da un plazo al gobierno para que haga algo, pero vemos que la deuda viva sigue aumentando año tras año, es que no se gestiona. Vivimos de los préstamos y habrá que decirle a los jerezanos que a partir de 2024 se van a pagar amortizaciones de crédito de más de 40 millones de euros. Trasladamos un problema endémico a las generaciones futuras. Y por la parte de los ingresos se pueden hacer más cosas sin tener que freír a los jerezanos a impuestos.

Han pedido la tutorización de Cirjesa por un ente supramunicipal, ¿por qué entienden que debe hacerse así?

Es un cajón desastre. Año tras año pierde más dinero. En el pago de proveedores hay muchas facturas que no se están atendiendo. Lo que está claro es que el Circuito es una joya para toda Andalucía y requiere de la implicación de todas las administraciones. La Junta, como socio capitalista, debe aportar más, pero no solo la Junta, también la Diputación. El impacto tan grande que tiene el Circuito para toda la provincia, justifica que la aportación provincial sea más importante.

Aprovechando que ha citado en varias ocasiones el tema de Fundarte, ¿creen equivocada la política municipal de cara a la potenciación del flamenco?

El tema del flamenco es muy complicado en Jerez, ya que durante mucho tiempo se ha acostumbrado a la gente a darlo gratis. Pero Fundarte no puede ser el promotor del flamenco en la ciudad, tiene que ser un agente dinamizador del flamenco, no acapararlo. Tenemos un Festival de Jerez que funciona porque no solo está organizado para la gente de Jerez, sino de fuera. Habría que ver líneas de exploración para seguir desarrollando el flamenco a través de esa misma idea. El flamenco no puede solo depender de una sola persona.

¿Cómo ven la apuesta por el centro histórico del ejecutivo?  

Le preguntaría a la gente del centro histórico si eso es lo que quieren. Me parece bien las expropiaciones, pero hay que crear servicios para repoblar el centro de jerezanos. No es un problema en sí, pero corremos el riesgo de hacer un parque de atracciones de apartamentos turísticos, y eso hace que la gente no se arraigue al territorio. El centro es un sitio idóneo para hacer viviendas de alquiler social para los jóvenes.

Si lo del Barroso es irremediable, ¿qué habría que hacer a partir de ahora? 

El Ayuntamiento anunció que se iban a prohibir eólicas en las viñas, pero eso habrá que ver si es posible. Porque si yo tengo una viña que no está dentro de los pagos históricos, yo como propietario, si el PGOU lo permite, nadie me puede negar ese derecho de llegar a un acuerdo para instalar eólicas. Pero en el Barroso lo que ha pasado es que no ha habido control de lo que se está haciendo. La empresa declaró una serie de cuestiones sobre lo que iba a desarrollar y no tiene nada que ver con lo que se ha hecho. Es un daño visual enorme. Hablamos de pagos históricos y parajes que ya no van a servir como escenario de películas. Lo que está claro es que el Ayuntamiento es el que da la licencia y el que tiene que velar porque las cosas se hagan bien. No entiendo que un delegado de Urbanismo no se pregunte si levantar un molino de esas dimensiones está bien o mal. No le hecho la culpa a los viñistas, porque están en una situación vulnerable y si viene una empresa a decirme que va a montar algo que es legal, pero a lo mejor debería haber mecanismos de compensación para que las viñas sean rentables.

En 2019 lograron un extraordinario resultado en las urnas, y sin embargo, ahora todos les dan por muertos, ¿pesa eso en el trabajo diario?

Le puedo decir que los cuatro concejales de Ciudadanos seguimos con la misma ilusión. Veníamos de la sociedad civil a hacer un trabajo ilusionante y no nos pesa en el día a día. Seguimos trabajando por y para Jerez. No hemos dejado de visitar a los vecinos y de cumplir con el mandato de las urnas. En 2023 veremos dónde nos ponen las ciudadanos. En las municipales lo que pesa es la persona. Si hay un bagaje de siete años, lo que esperemos es que se vea recompensado.

Decía Juan Marín la pasada semana que la solución para salvar a Ciudadanos pasa por centrarse en el municipalismo. ¿Creen que los comicios del año próximo pueden convertirse en un punto de inflexión?

Es que es volver a los orígenes. Ciudadanos veníamos de plataformas de gente que buscaba algo nuevo. Más que la política de la ideología, de la sensatez. Entendemos que el municipalismo es la base para crecer.

Sin embargo, algo ha fallado.

Ahí están los resultados. Ha habido falta de comunicación. Es evidente. Si hablamos en Andalucía, a las pruebas me remito. Nuestra consejería de Empleo ha funcionado tan bien, que la consejera ha continuado. Las consejerías más brillantes fueron las de Ciudadanos. El sello naranja se tenía que haber impuesto. La gestión ha primado más que las siglas. Para 2023 nos vamos a presentar fuerte.

¿Usted está dispuesto a formar parte de la próxima candidatura?

Nosotros estamos en un proceso de refundación hasta el mes de enero. Los cuatro concejales estamos a disposición de lo que diga el partido.

¿Hay fecha ya para poner en marcha todo el proceso de cara a la elección del número 1?

Hasta enero, que es cuando tienen prevista la refundación, no se hablará de candidaturas. Es un proceso importante para un partido. Hay que ver dónde estábamos y dónde estamos ahora, y así lo ve la presidenta del partido en este momento.

¿Qué les parece la apuesta del PP por García-Pelayo, teniendo en cuenta que las encuestas que manejan dicen que absorben a todos sus votantes?

Sobre las demás candidaturas no tengo por qué opinar, pero es verdad que en su caso es una política que ha sido alcaldesa, y al igual que tiene puntos muy fuertes, tiene puntos muy débiles, como el ere, la venta del agua y el episodio de Gürtel.

¿Por qué es necesario un partido como Ciudadanos?

Porque el centro liberal y reformista es necesario en España. Los polos no son buenos y la política de la sensatez es la base de todo estado de derecho. Ciudadanos ha sabido ser útil en Andalucía. Sin Ciudadanos el cambio de Andalucía no habría sido posible, y tendríamos una comunidad y un Jerez mucho peor.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN