Quantcast
El tiempo en: Granada
Jueves 15/04/2021

La asamblea infinita

Quiero ser tan terrorista

Quiero ser tan terrorista como quienes se negaron a empuñar armas, ignorando patriotismos que excluyen y banderas que son y fueron mordaza

Publicado: 04/06/2020 ·
12:37
· Actualizado: 04/06/2020 · 12:46
Autor

José Vicente Barcia

Periodista experto en estrategias de comunicación social y política y jefe del gabinete de la Alcaldía de Cádiz

La asamblea infinita

Posicionamiento social y crítico para defender una democracia real, a partir de informaciones rigurosas

VISITAR BLOG

Tras los exabruptos de la diputada del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, insultando al Vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, sosteniendo que "usted es el hijo de un terrorista", resulta imprescindible argumentar dos cuestiones fundamentales:

 1. Si de familia vamos a hablar, debería tentarse la ropa la marquesa, ya que la suya en concreto, está íntimamente relacionada con el golpe de estado de Videla, en Argentina, así como con la cruenta represión que le siguió, con miles de muertos y desaparecidos. Todo ello, por la mera razón de ser sindicalistas, personas de izquierda o defensores de los derechos humanos. El dinero, la educación, sumamente elitista, de esta extremista del PP, buena parte de su patrimonio personal, de origen familiar, emanan del asesinato de una de las dictaduras más brutales del Cono Sur.

 2. Por otro lado, habría que advertir, cómo la marquesa del PP intenta resignificar el concepto de "terrorista", en el sentido en el que Videla o Pinochet hacían con aquellos que no compartían el credo de su voraz intransigencia. Desde esta perspectiva, todos los luchadores por la democracia y contra la dictadura son considerados terroristas por Álvarez de Toledo.    

Ante semejante barbaridad, solo me resta decir lo siguiente:

Quiero ser tan terrorista como aquellos que se niegan a morir de hambre o a tiros y escapan de la guerra y rompen las fronteras, remando en cayucos contra el horizonte del rechazo y las indiferencias.

Quiero ser tan terrorista como los que no se resignan a los golpes del desempleo y las grandes empresas que cierran cuando ya han expoliado todo lo que había.

Quiero ser tan terrorista como aquellas mujeres que respondieron a la historia de los golpes, las palizas, la muerte y la discriminación, con la férrea e inquebrantable fuerza de su dignidad.

Quiero ser tan terrorista como quienes se negaron a empuñar armas, ignorando patriotismos que excluyen y banderas que son y fueron mordaza.

Quiero ser tan terrorista como quienes cuidan la tierra, los animales, los árboles, los paisajes que se nos meten dentro y que somos, y que por ello se oponen a que todo quede tan alicatado como las morgues.

Quiero ser tan terrorista como los partisanos y partisanas que liberaron buena parte de Europa trayendo libertad, luz, una época nueva donde el fascismo había campado sobre las tripas de los hombres y las mujeres.

Quiero ser tan terrorista como aquellos y aquellas que lucharon contra la dictadura, como los que lucharon por la democracia, como aquellos y aquellas que lucharon por la memoria.

Quiero ser tan terrorista como aquellas personas que piensan que el dinero vacía el alma y nos llena de barbarie. Esos mismos que defienden la necesidad de terminar con todo esto y embarcarnos en la aventura del querernos, de solidarizarnos, de respetarnos.

Quiero ser tan terrorista como los que muestran la diferencia orgullosamente.

Quiero ser tan terrorista como Anguita, como Teresa, como Yayo, como Kichi, como Manolo, como "El Negro, o como Ladis. Tan terrorista como cuando nacemos y decimos en un llanto incontenible,con el comienzo de nuestra existencia, "no a la nada".

Quiero ser tan terrorista, en definitiva, como lo fue el padre de Pablo Iglesias, señora Marquesa.

COMENTARIOS