El tiempo en: Granada
Martes 28/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Ricky Dávila hace poesía visual de sus incursiones por las calles de Ucrania en 2007

El Museum Jorge Rando de Málaga acoge la muestra 'No vodka on the moon' del fotógrafo bilbaíno

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una obra llena de sentimientos -

El fotógrafo bilbaíno Ricky Dávila dio un giro total a su obra en 2007, cuando viajó a Ucrania para adoptar a su hijo Nikolai, y se alejó del periodismo para componer un poemario visual de sus incursiones por las calles de ese país que ahora se expone en el Museo Jorge Rando de Málaga.

"Estas fotos tienen una connotación distinta por el momento en el que fueron hechas y por la voluntad poética y metafórica de dar cuenta de la experiencia de la adopción", ha afirmado este miércoles en la presentación Dávila, galardonado con el World Press Photo, entre otros premios.

Ha precisado que estas imágenes no tienen "nada que ver con el periodismo", sino que suponen "un trabajo de introspección, de intimidad y de metáfora", que actualmente tienen el valor añadido de haber sido captadas "en un territorio motivo de conflicto que ha sufrido una invasión", algo que "provoca sentimientos encontrados".

Sobre el punto de inflexión que supusieron estas obras en su carrera, apunta que es un fotógrafo "de intuiciones" y "reflexivo a posteriori", y cuando empezó a tomar estas imágenes solo sabía lo que el cuerpo le "impedía hacer, un reportaje sobre la adopción".

Por el contrario, decidió utilizar la fotografía "como herramienta de supervivencia personal por primera vez" y emplear esas imágenes para "dar cuenta" de sus emociones en un momento en el que se sentía "poroso e hipersensible".

A todo ello se suma ahora el impacto de ver esas calles de Kiev u Odesa golpeadas por la guerra. "Si has viajado ahí, ves que somos nosotros. Los críos iban a comprar piruletas o al colegio, sus hábitos diarios eran los mismos que los nuestros y, de un día para otro, se han visto refugiados en el metro o defendiendo su vida", ha resaltado Dávila.

En la veintena de imágenes que se exponen en Málaga, el fotógrafo capta la cotidianidad de vidas ajenas en momentos como sus trayectos en autobús hacia el Orfanato Número 3 de Odesa, paisajes, calles o el mensaje que cuelga del cuello de un mendigo. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN