El tiempo en: Granada
21/07/2024
 

Málaga

El juicio contra "la Modelo", la reina de la cocaína en la Costa del Sol, queda suspendido

La vista no se ha celebrado como estaba previsto por la incomparecencia de un abogado que está enfermo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un momento de la causa. -

La Audiencia Provincial de Málaga ha suspendido el juicio se iba a celebrar este lunes contra la ciudadana colombiana M.T.J.C, alias "la Modelo", la reina de la cocaína en la Costa del Sol, por la incomparecencia de un abogado que está enfermo.

La procesada se enfrenta a una petición de diez años de prisión al considerar el fiscal que ella junto a otros nueve acusados formaban parte de un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes desde la localidad malagueña de Marbella y que el objetivo que tenían era presuntamente introducir y transportar droga hasta lugares del este y norte de Europa.

Algunos letrados están en conversación con el ministerio público para llegar a un acuerdo de conformidad respecto a sus clientes, aunque no se materializá hasta que se inicie el juicio, pendiente de un nuevo señalamiento, según han informado a EFE fuentes judiciales.

Pese a la suspensión del juicio se ha celebrado una vista para la prórroga de prisión de tres de los acusados, los cuales considera el fiscal que son los que supuestamente dirigían la red, entre ellos, la mujer, acusada de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La investigación se inició tras las informaciones que facilitó la oficina Anti-Estupefacientes francesa, a los grupos especializados en tráfico de estupefacientes, Udyco Central y Greco Costa del Sol, sobre la existencia en Marbella de un grupo de personas dedicado a dicha actividad.

Esta organización supuestamente estaba formada por personas de nacionalidad colombiana y francesa, aunque también se comprobó la existencia de contactos con ciudadanos polacos asentados en Marbella y sus alrededores y daneses que residían en Barcelona, según el escrito acusatorio, al que ha tenido acceso EFE.

La investigación se inició en 2020 y se centraron en la procesada, que tenía fuertes contactos y vínculos con el resto de investigados y mantenía con ellos frecuentes reuniones.

La mujer ya había sido investigada con anterioridad, no le consta actividad laboral acreditada y sus anteriores parejas sentimentales habían estado involucradas en el tráfico de drogas.

En concreto, su exmarido fue detenido en 2005 en una operación policial y se le intervino 6.100 kilogramos de cocaína, según el ministerio público.

También su pareja más reciente, investigada en esta causa aunque no se ha realizado acusación al estar en paradero desconocido, fue condenada en Dinamarca en 2014 por tráfico de sustancias estupefacientes a la pena de diez años de prisión, relata el fiscal en su escrito acusatorio.

La procesada vivía en un chalé de Marbella, cuya titularidad registral recae en una sociedad panameña, "tipo off-shore", valorado en 1,1 millones de euros, con piscinas, jardines de más de 3.000 metros cuadrados y con unos gastos de mantenimiento de agua y luz "muy elevados".

Durante las pesquisas, en enero de 2022, los agentes tuvieron conocimiento de varios operativos de transportes y determinaron que había indicios racionales de que en determinadas viviendas se podía estar almacenando droga, por lo que solicitaron las pertinentes autorizaciones judiciales y se incautaron distintas cantidades de droga en los registros.

En la vivienda de la principal investigada se incautaron doce paquetes de resina de cannabis-hachís y un paquete con el anagrama "RR Royce" de una sustancia prensada y compactada que era cocaína, con un peso de 977,20 gramos, una pureza del 80, 92 por ciento y un valor de 103.086 euros. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN