El tiempo en: Granada
21/07/2024
 

Málaga

Le caen nueve años de cárcel al británico que apuñaló a su pareja en Marbella

Fue detenido en julio del año pasado por agredir a su pareja que se arrojó del coche en marcha tras recibir la cuchillada

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El juicio ha sido en Inglaterra. -

Un ciudadano británico que fue detenido en julio del pasado año en Marbella (Málaga) por agredir a su pareja, que se arrojó del coche en marcha tras ser apuñalada en una pierna, ha sido condenado en el Reino Unido a nueve años de prisión.

Aunque los hechos ocurrieron en Marbella, el caso ha sido enjuiciado en el Reino Unido, con la participación de un equipo internacional de la Fiscalía británica en colaboración con las autoridades españolas.

La Fiscalía británica explica en un comunicado remitido a EFE por la Embajada en España que el hombre, de 36 años, y su entonces pareja se encontraban en España en julio del pasado año cuando él la agredió durante varios días.

"Aterrorizada por el comportamiento violento" de su pareja, la mujer intentó alertar al personal de una farmacia, y después la pareja subió al coche de él, quien la apuñaló en una pierna.

La víctima, que se encontraba herida y temía por su vida, se arrojó del coche cuando circulaba a 113 kilómetros por hora, según la Fiscalía, y fue arrastrada por la carretera mientras él la agarraba del brazo.

Finalmente consiguió escapar y alertar a un transeúnte que la llevó a un chiringuito donde llamaron a la Policía, mientras él todavía tenía sus pertenencias y pasaporte.

La mujer volvió el 10 de julio al Reino Unido con el apoyo del Consulado británico en Málaga y la Policía la trasladó a un hospital donde le diagnosticaron quemaduras por fricción, una laceración en la pierna y fracturas en la columna vertebral.

El presunto agresor se quedó en España, aunque finalmente regresó al Reino Unido, y el expediente de las pruebas permaneció en poder de las autoridades españolas, con las que la Fiscalía británica alcanzó un acuerdo para utilizarlas en la acusación en ese país.

La acusación se basó en las cámaras de seguridad, incluidas las de la farmacia y el chiringuito donde se refugió la víctima, así como en pruebas médicas y los relatos de la mujer tanto al tribunal español como a la Policía británica.

El hombre se declaró culpable de un delito de lesiones graves en España antes de la sentencia dictada en el Tribunal de St. Albans Crown.

El fiscal Charles White ha destacado que fue una agresión "prolongada y violenta que dejó a la víctima sola en el extranjero, totalmente aterrorizada y sin pasaporte para volver a casa", y ha sostenido que en los casos de violencia doméstica, las autoridades británicas pueden emprender acciones judiciales aunque el delito haya tenido lugar fuera del Reino Unido.

Por su parte, la inspectora Samantha Alcock, de la Unidad de Apoyo a la Investigación de Violencia Doméstica de la Policía de Hertfordshire, ha asegurado que el condenado es "uno de los delincuentes más peligrosos" con los que se ha encontrado en 20 años.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN