Quantcast
El tiempo en: Granada
04/12/2022
 

Puente Genil

La Junta da marcha atrás en sus planes sobre las luces navideñas

Dejará en manos de los ayuntamientos las posibles limitaciones que favorezcan el ahorro energético

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Alumbrado navideño instalado el pasado año en el Paseo del Romeral.

La Junta de Andalucía ha dado marcha atrás a su primer planteamiento anunciando que no adoptará "ninguna medida de prohibición" respecto al alumbrado navideño y que serán los municipios los que tengan "la última palabra" sobre las limitaciones que puedan plantearse para favorecer el ahorro energético y reducir la factura eléctrica.     

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul salía así al paso de la información que había trascendido horas antes sobre un proyecto de decreto que estaría tramitando la Junta para regular la protección frente a la contaminación lumínica, una normativa que plantearía "ajustar el número de días" de encendido del alumbrado navideño "a la duración de la festividad".       

Según esta información, la Junta habría valorado proponer, con carácter general, "minimizar el periodo de encendido que exceda de la franja comprendida entre el 22 de diciembre y el 6 de enero" especificando que "en ningún caso se encenderá antes del 8 de diciembre".     

Ante el revuelo generado y el rechazo de sectores como el del comercio, la Consejería aclaró posteriormente que "en ningún caso la Junta de Andalucía se ha planteado tomar ninguna medida de prohibición respecto al alumbrado navideño". Desde la administración autonómica se precisó que se elaboró un primer borrador para someter a consulta pública varios aspectos con el fin de rebajar la factura eléctrica, "todo ello dentro de los planes andaluces para aumentar el ahorro energético, consciente como somos del problema mundial al que nos enfrentamos y de nuestro deber de contribuir a los objetivos de ahorro energético y reducción de contaminación lumínica".     

Ante ello, la Junta aclaró que "no hay un texto cerrado" y que ahora se están estudiando "distintas opciones en función de las aportaciones que se han recibido". "Es nuestra responsabilidad escuchar todas las propuestas y en esa línea, estamos barajando que sean los municipios los que tengan la última palabra. Somos sensibles a las necesidades del sector comercial y a la preocupación de las empresas de iluminación, y también sabemos que debemos contribuir a los objetivos de ahorro energético y reducción de la contaminación lumínica", se indicó desde la Junta, que también advirtió que consensuaría “todas las medidas que tomemos, que se adoptarán pensando únicamente en el interés general de los andaluces y tratando siempre de causar los mínimos perjuicios".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN