Quantcast
El tiempo en: Granada
29/01/2023
 

España

"Temía que el Cesid asesinara a Roldán y ser historia como agente ejecutor"

El ex ministro de Justicia e Interior Juan Alberto Belloch califica de "inadmisibles" los pactos con Bildu: "Habríamos preferido que el PSOE fuese oposición"

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juan Alberto Belloch. -

El ex ministro de Justicia e Interior del PSOE, Juan Alberto Belloch, ha reconocido que uno de los mayores miedos del Gobierno de Felipe González en la década de los 90 era "que Luis Roldán apareciera asesinado" porque habrían pasado a la historia "como agente ejecutor".

"Temía que el Cesid asesinara a Roldán para que no tirara de la manta y pasáramos a la Historia por ese crimen", indica Belloch, quien reconoce que "había muchas posibilidades de que ocurriera" ha asegurado en una entrevista a El Español, recogida por Europa Press.

Belloch ha señalado que una parte Gobierno buscaba a Roldán para "evitar que tirara de la manta". "Me acusaron desde el partido: me dijeron que si Roldán tiraba de la manta nos estrellaríamos en las elecciones. Yo sostenía lo contrario. Creía que lo que nos podía salvar era levantar todas las mantas", ha desvelado.

En este sentido, ha reconocido que pagó 300 millones de pesetas a un intermediario del espía Paesa para detener a Luis Roldán. "No hubo negociación con Paesa. Negocié con otra persona que no ha salido
nunca en los medios. No pienso dar su nombre. El pago se efectuó en mi despacho del ministerio en una maleta", ha revelado.

Además, reconoce que los papeles de Laos que certificaban la detención de Roldán se realizaron bajo su connivencia. "Lo sabía con todo detalle", ha subrayado.

Otro de los temas que ha repasado Belloch ha sido el ascenso a Rodríguez Galindo como general de la Guardia Civil, a quién él mismo ascendió, a pesar de estar implicado en la tortura y
el asesinato de Lasa y Zabala. "Había dos aspectos: el judicial y el antiterrorista. El judicial: si Galindo había cometido un delito, debía ser investigado como cualquier otro ciudadano. Y lo fue. Pero como luchador antiterrorista era el mejor", ha asegurado.

De hecho, reafirma que se merecía dicho ascenso a pesar de que la tortura "era lo único que hacía mal". "En aquel momento yo no me creía en absoluto que Galindo hubiese asesinado a Lasa y Zabala. Se puede contar de cien maneras distintas, no era algo sencillo. Hasta que lo dijeron los jueces, no pensé que Lasa y Zabala hubieran podido ser asesinados por Galindo. Nunca lo imaginé. De hecho, sigo teniendo mis dudas", ha apostillado.

Respecto a los "devaneos" del Rey, según señaló en una reciente entrevista Narcís Serra, Belloch ha apuntado que en el caso de Juan
Carlos I, "no se podía diferenciar entre actividad pública y actividad privada" y ambas actividades "eran un riesgo para la
seguridad del Estado".

"La obligación del Gobierno era proteger a la institución
en ambos casos. Era una verdadera rifa (los planes para asesinar al Rey). Proteger la vida privada de un Rey es un acto institucionalmente lógico y necesario. Lo importante era que no mataran a Juan Carlos I", ha subrayado.

Durante la entrevista, Belloch también ha calificado de "inadmisibles" los pactos del PSOE con Bildu, por lo que se considera "socialista de Felipe González". "Eso él jamás lo habría hecho. En ese punto, los viejos veteranos estamos superados por las circunstancias. Y bastante enfadados, por qué no decirlo", ha criticado.

"La gente de mi quinta entiende que habría sido preferible pasar a la oposición y permitir que hubiese gobernado el partido más votado. Precisamente para desactivar electoralmente al PP, porque se habría metido en un buen lío", ha afirmado, antes de añadir que no se siente identificado con la política actual del PSOE.

Por ello, ha defendido al presidente de Aragón, Javier Lambán, quien dijo que a España le iría mejor si Pedro Sánchez no hubiese alcanzado la secretaría general del PSOE. "Él hablaba de Javier Fernández. Habría sido, es verdad, un excelente candidato", ha contestado.

Por último, Belloch ha sido cuestionado por la ley del 'solo sí es sí' y ha afirmado que se ha tratado de un "error técnico" pero "grave", por lo que ha añadido que si se tiene un mínimo de escrúpulos, se presenta la dimisión", aunque matiza que él no pide la dimisión de Montero. "Lo que yo digo es que si yo fuera ella dimitiría. Es distinto", ha sentenciado.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN