El tiempo en: Granada
Viernes 19/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

Edmundo Bal cree que CS debió consultar a los afiliados si concurría a las generales

"Parece que tememos a la democracia"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Edmundo Bal. -

El hasta ahora portavoz adjunto de Ciudadanos (CS) en el Congreso, Edmundo Bal, ha defendido que la decisión sobre no concurrir a las elecciones generales del próximo 23 de julio debería haber sido adoptada por el Consejo General del partido, y no por la Ejecutiva, e incluso que hubiera merecido la convocatoria de una consulta a los afiliados pero ha lamentado que "parecer que le tenemos miedo a la democracia".

La debacle en las elecciones municipales y autonómicas del 28M ha llevado a la Ejecutiva de CS a renunciar a presentarse a las generales anticipadas al entender que el votante no les considera y asumir que no tienen tiempo de "rearmarse" para esta cita electoral.

Bal, que viene criticando con dureza esta decisión en los últimos días, ha asegurado este jueves que sigue "bastante enfadado y triste" porque "dar por perdidas unas elecciones generales antes de presentarse a disputarlas no es plato de gusto para gente como yo que me se ha dedicado toda la vida a luchar y se está jugando la partida".

"Yo no engaño a nadie, cuando salgo a decir cosas, digo lo que siento y lo que pienso, no me invento mensajes impostados como hacen otros políticos", ha señalado en una entrevista con Canal Sur Radio recogida por Europa Press, en la que ha asegurado que ni la expresidenta Inés Arrimadas ni "nadie" de la dirección de CS le llamó tras el anuncio "sorpresivo" del adelanto electoral por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sino que simplemente recibió una invitación para acudir al Comité Nacional "y la verdad es que no me sentí con fuerzas de ir".

Bal ha asegurado que, "conociendo lo que allí pasó, la verdad es que me alegro de no haber ido" porque dirigentes como Francisco Igea le han trasladado la impresión de que "allí estaba todo el pescado vendido, con la decisión tomada y únicamente con el objeto de que este órgano, el Comité Nacional, ratificara una decisión previamente tomada por la Ejecutiva permanente del partido, lo cual es un disparate incluso desde el punto de vista orgánico".

A su juicio, "una decisión tan importante como esta, que es prácticamente echar el cierre a un partido político que está económicamente saneado, que tiene dinero, que se puede presentar a las elecciones, como poco tendría que haber sido un acuerdo adoptado por el Consejo General, que es el órgano que representa la soberanía del partido, o incluso ante esta situación hacer una consulta a los afiliados como han hecho a veces también otros partidos porque parece que en este le tenemos miedo a la democracia".

"TIENE MUCHOS BEMOLES"

"Tiene muchos bemoles que esto sea así además en un partido donde nos llamamos liberales que sea un órgano formado por unas pocas personas el que adopta una decisión como esta que lleva a mi partido a desaparecer de la escena pública, porque lo más importante que puede hacer un partido político de ámbito nacional es presentarse a unas elecciones generales para expresar su proyecto a la ciudadanía para debatir en un debate de televisión con Alberto Núñez Feijóo y con Pedro Sánchez y que se vea cuáles son las diferencias de nuestro proyecto y la dirección de mi partido ha renunciado a ello antes de salir al campo de juego", ha subrayado.

Acto seguido, ha lamentado que ha sido una "decisión que han tomado unos cuantos que lo que quieren es asegurarse con el dinero de todos, de los afiliados, su campañita electoral para las elecciones europeas" y ha advertido de que CS se convierte de este modo en un "partido político que no tiene altavoz y que no tiene instrumentos para conectar con el ciudadano, un partido muerto, inviable y que no tiene ningún futuro".

"Ahora nos han dicho que vamos a rearmarnos, luego se supone que resurgiremos y así iremos con palabras que empiezan por erre hasta que nos quedemos sin dinero y no haya un duro en la caja", ha alertado Bal, que ha insistido en que "hubiera sido mejor pelear por haber intentado conseguir algún escaño en las elecciones generales para tener voz, aunque sea pequeñita" para las 300.000 personas que han votado a CS en las elecciones autonómicas y municipales.
 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN